“Nuestro camping ha sido diseñado para respetar al máximo la naturaleza que le rodea. Nuestras parcelas se definen e integran en la duna, la característica única del entorno de Isla Cristina. Quienes deseen disfrutar de la proximidad del medio natural, sin artificios, tienen una oportunidad inigualable.

La playa se encuentra a apenas 300 metros de distancia. Una maravilla natural de entre siete y ocho kilómetros de arena virgen, sin edificaciones, con un clima excelente para la práctica de iniciación de deportes como el windsurf o el kitesurf. Además, Isla Cristina también ofrece excelentes oportunidades para quienes quieran descubrir una gastronomía distinta, centrada en los productos del mar; no en vano su lonja es una de las más activas del sur de España, y la población se cuenta entre los principales puertos pesqueros del país.

Y yendo un poco más allá, hay todo un mundo por descubrir. En apenas unos kilómetros tenemos la posibilidad de dar paseos en barco por el río Guadiana o visitar Portugal, y un poco más allá, visitando la provincia, parques naturales, la Gruta de las Maravillas de Aracena y las delicias de Jabugo. La música y el ocio son igualmente atractivos para visitarnos. En distintas épocas del año podremos disfrutar de festivales de música, pistas de karts, zonas de compras… ¡entretenimiento para todos los gustos!”